Musei Capitolini

menú facilitado

salto a:
contenido. búsqueda, sección. idiomas, menú. utilidad, menú. principal, menú. camino, menú. pie, menú.

Página Inicial > Percursos por salas > Apartamento de los... > Sala de los Horacios y Curacios
Sala de los Horacios y Curacios Sala de los Capitanes Sala de Aníbal Capilla Sala de los Tapices Sala de los Triunfos Sala de la Loba Sala del los Gansos Sala de las Águilas

Apartamento de los Conservadores

Las salas que lo componen, en la primera planta del palacio, solían ser usadas por los Conservadores para las actividades inherentes a su labor y constituían un complejo unitario con funciones y aparato decorativo.
En ellas se solían hacer reuniones del Consejo Público y del Consejo Secreto.
La rica decoración de estos ambientes de representancia (frescos, estuques, techosy puertas entalladas, tapices) tiene como tema domnante la antigua historia de Roma, desde su fundación hasta la edad republicana.
El ciclo más antiguo de frescos cobra vida a comienzos del siglo XVI.

El piso noble del Palacio acoge las Salas de representancia de los Conservadores, denominadas Apartamento. 

El mismo representa el núcleo más antiguo del Palacio: una parte de los ambientes aún conserva partes del ciclo de frescos realizado a inicios del Siglo XVI, mientras la decoración de las salas fue renovada después de la intervención michelangiolesca.

Toda la decoración del Apartamento, si bien se realizó con intervenciones sucesivas y diferentes, aún posee un carácter unitario relacionado con la exaltación y el recuerdo de las virtudes y del valor de los antiguos.

También encontraron ubicación en estas salas las antiguas esculturas de bronce que en 1471 fueron donadas por el Papa Sixto IV al pueblo romano por su valor simbólico, en memoria de la grandeza de Roma que el gobierno pontificio deseaba renovar.
La donación de los bronces sixtinos se considera el acto de fundación de los Museos Capitolinos y desde entonces obras de arte, esculturas antiguas y pinturas de apreciado valor, se recogieron en el Campidoglio.

Sala de los Horacios y Curacios

Apartamento de los Conservadores - Sala de los Horacios y Curacios

La decoración con frescos de la amplia sala fue ejecutada por Giuseppe Cesari, conocido como Cavalier d’Arpino, entre finales del siglo XVI y comienzos del siguiente. 
Concebidos como tapices para cubrir las paredes, los frescos representan algunos episodios de la más antigua historia de Roma, retomada en los medallones monocromos situados más abajo. 
Dos monumentales estatuas de papas se contraponen en sendos lados cortos de la sala: la estatua de mármol de Urbano VIII, obra de Bernini y de sus discípulos, y la de bronce de Inocencio X, realizada por Algardi.

El Aula grande, denominada de los Horacios y Curiacios por uno de sus frescos, estaba destinada a las audiencias del Consejo Público de los Conservadores.

El encargo de decorar la sala fue dado en 1595 a Giuseppe Cesari, denominado el Cavalier d'Arpino (1568-1640), exponente de punta del manierismo romano. La terminación de los trabajos se había previsto para el Jubileo de 1600, pero en 1613 se habían terminado sólo las primeras tres escenas. Después de una interrupción de más de veinte años, los trabajos terminaron en 1640.

El ciclo de los frescos ilustra algunos episodios de la historia de los orígenes de Roma narrados por el histórico Tito Livio. Las escenas fingen una serie de tapices divididos, en los lados largos, por festones de fruta y flores, trofeos de armas y vasos lustrales. En la base de las paredes hay un friso de falso mármol de Cesare Rossetti con medallones monocromos de episodios históricos.  

En orden de realización el ciclo comienza por:
 Hallazgo de la Loba con Rómulo y Remo (1596): Faustolo descubre bajo las ramas de un higo, en orillas del Tevere, la Loba que amamanta a Rómulo y a Remo. En la figura de la Loba es evidente la evocación a la Loba capitolina conservada en el palacio y símbolo de la ciudad.
 Batalla de Tullo Ostilio contra los Veyentes y los Fidenates (1597-1601): con vivacidad se representa un episodio de la guerra de expansión emprendida por los romanos contra las ciudades cercanas en el periodo de Tullo Ostilio, tercer rey de Roma.
 Combate entre los Horacios y los Curiacios (1612-1613): episodio de la guerra de Roma contra la cercana ciudad de Albalonga que concluyó con un duelo entre los representantes de Roma, los Horacios, y los de Albalonga, los Curiacios. Los ejércitos contendientes asisten a la escena final del duelo, cuando el último de los Horacios está por golpear al último de los adversarios.
 Rapto de las Sabinas (1635-1636): en primer plano está el grupo de las mujeres Sabinas raptadas por los romanos para poblar la ciudad que hacía poco tiempo se había fundado. El fresco, realizado después de casi veinte años de interrupción, comparte con las últimas dos escenas una técnica pictórica más rápida y sumaria, típica de la maniera tardía del Cavalier d'Arpino.
 Numa Pompilio instituye el culto de las Vestales y de los sacerdotes (1636-1638): en el centro de la escena, con el fondo de un grandioso escorzo arquitectónico, arde en el altar el fuego sagrado que las Vestales tienen que custodiar siempre encendido.
 Rómulo traza el surco de Roma cuadrada (1638-1639): en la mítica fundación de Roma, Rómulo marca los confines de la ciudad trazando un surco con el arado.

Las puertas de madera entallada y esculpida que ilustran temas relacionados con los orígenes legendarios de Roma fueron realizadas en 1643 por Giovan Battista Olivieri y Giovanni Maria Giorgetti.

En los lados cortos de la sala hay dos magníficas estatuas honorarias de Papas encargadas por los Conservadores: una, de mármol, esculpida por Gian Lorenzo Bernini entre 1635 y 1640, representa Urbano VIII Barberini (1623-1644); la otra, realizada en bronce entre 1645 y 1650 en honor de Innocenzo X Pamphilj (1644-1655), es obra del escultor boloñés Alessandro Algardi.

Sala de los Horacios y Curacios

Fresco
Cavalier d'Arpino (Giuseppe Cesari 1568-1640), 1636-1638
Fresco
Cavalier d'Arpino (Giuseppe Cesari 1568-1640), 1596
Fresco
Cavalier d'Arpino (Giuseppe Cesari 1568-1640), 1612-1613
Fresco
Cavalier d'Arpino (Giuseppe Cesari 1568-1640), 1635-1636
Escultura
Gian Lorenzo Bernini (1598-1680) ed aiuti, 1635-1640
inv. MC1201
Escultura
Alessandro Algardi (1595-1654), 1645-1650
inv. MC1199
Escultura
Giovan Battista Olivieri, 1643

de nuevo a menú facilitado.