Musei Capitolini

menú facilitado

salto a:
contenido. búsqueda, sección. idiomas, menú. utilidad, menú. principal, menú. camino, menú. pie, menú.

Sala de los Horacios y Curacios Sala de los Capitanes Sala de Aníbal Capilla Sala de los Tapices Sala de los Triunfos Sala de la Loba Sala del los Gansos Sala de las Águilas

Apartamento de los Conservadores

Las salas que lo componen, en la primera planta del palacio, solían ser usadas por los Conservadores para las actividades inherentes a su labor y constituían un complejo unitario con funciones y aparato decorativo.
En ellas se solían hacer reuniones del Consejo Público y del Consejo Secreto.
La rica decoración de estos ambientes de representancia (frescos, estuques, techosy puertas entalladas, tapices) tiene como tema domnante la antigua historia de Roma, desde su fundación hasta la edad republicana.
El ciclo más antiguo de frescos cobra vida a comienzos del siglo XVI.

El piso noble del Palacio acoge las Salas de representancia de los Conservadores, denominadas Apartamento. 

El mismo representa el núcleo más antiguo del Palacio: una parte de los ambientes aún conserva partes del ciclo de frescos realizado a inicios del Siglo XVI, mientras la decoración de las salas fue renovada después de la intervención michelangiolesca.

Toda la decoración del Apartamento, si bien se realizó con intervenciones sucesivas y diferentes, aún posee un carácter unitario relacionado con la exaltación y el recuerdo de las virtudes y del valor de los antiguos.

También encontraron ubicación en estas salas las antiguas esculturas de bronce que en 1471 fueron donadas por el Papa Sixto IV al pueblo romano por su valor simbólico, en memoria de la grandeza de Roma que el gobierno pontificio deseaba renovar.
La donación de los bronces sixtinos se considera el acto de fundación de los Museos Capitolinos y desde entonces obras de arte, esculturas antiguas y pinturas de apreciado valor, se recogieron en el Campidoglio.

Sala de Aníbal

Apartamento de los Conservadores - Sala de Aníbal

La sala es la única de las del antiguo Palacio de los Conservadores (s. XV) que ha mantenido las proporciones originales. La decoración, de principios de 1610, tradicionalmente atribuida a Jacopo Ripanda, celebra en cuatro grandes escenas episodios de las Guerras Púnicas; en la parte inferior se halla un friso con hornacinas y bustos de generales romanos. 
En el centro del techo de madera, posterior a la decoración pictórica, destaca la imagen entallada la Loba Capitolina

La sala, dedicada a la narración de episodios de guerras de Roma contra la rival Cartagena, toma su nombre de la imagen de Aníbal en la pared central, una representación de carácter ingenuo y en parte fantástico. 

El ambiente es el único del núcleo quattrocentesco del Apartamento que nos llega sin profundos cambios y sucesivas intervenciones.

Los frescos en las paredes, atribuidos convencionalmente al pintor Jacopo Ripanda (pintor boloñés documentado entre 1485 y 1516), representan el testimonio más completo del primer ciclo decorativo del Palacio, realizado en el primer decenio de 1500 y que incluía también las otras salas del Apartamento.
Las escenas históricas están recuadradas con pilares angulares y candelabros con grotescas en fondo dorado, en la base un friso con bustos de generales romanos y decoración con grotescas que presenta amplias lagunas debidas al inserto de epígrafes, posteriormente removidos.
Es muy particular la influencia que el estudio del arte antiguo ejercitaba en los pintores que trabajaron en este ciclo de frescos, como se puede notar en las escenas de batalla que repropone esquemas figurativos extraídos de la Columna Trajana o también en el refinado diseño de las grotescas que se encuentran en la decoración.
En el recuadro central del techo de madera, el más antiguo del Palacio, realizado en 1516-1519, aparece por primera vez la Loba que amamanta a los gemelos, utilizada como elemento decorativo y como referencia simbólica sobre los orígenes de la ciudad.

Fresco
Jacopo Ripanda (attr.), Principios del siglo XVI
Fresco
Jacopo Ripanda (attr.), Principios del siglo XVI
Fresco
Jacopo Ripanda (attr.), Principios del siglo XVI

de nuevo a menú facilitado.