Musei Capitolini

menú facilitado

salto a:
contenido. búsqueda, sección. idiomas, menú. utilidad, menú. principal, menú. camino, menú. pie, menú.

Colección Santarelli Salas de los Frescos Sala del Frontón

Palacio Clementino Caffarelli

El Palacio Caffarelli, incluido el núcleo más antiguo denominado palacio Clementino, se incluyó en el conjunto museístico en el 2000.
Las obras de restauración permitieron, sobre todo en las salas del palacio Clementino, devolver las dimensiones originales de las salas y recuperar parte del aparato decorativo de lo fue la planta noble del palacio.

El núcleo originario del edificio surge en la segunda mitad del Siglo XVI en el Campidoglio, donde se extendía la propiedad de la noble familia de los Caffarelli. La construcción, adosada al Palacio de los Conservadores, está representada con toda evidencia en los planos de la ciudad de Roma desde 1593; en época moderna ha sido denominada, impropiamente, Palacio Clementino.
A este antiguo edificio pertenecen la sala de los Frescos y las tres salas contiguas, como testimonian los techos de madera artesonados y los pasajes de las decoraciones parietales hallados durante las restauraciones, elementos supérstite de una decoración de la misma época.

Sala del Frontón

Palacio Clementino Caffarelli - Sala del Frontón

La recomposición del frontón de terracota de via di San Gregorio, presentado en la      exhibición de 2002, ha hallado ubicación definitiva en este recorrido museístico. 
En el altorrelieve del tímpano se representa una escena de sacrificio a la presencia de tres divinidades, Marte y dos diosas, ofrecido por un togado cuyos tres esclavos, con el torso desnudo, conducen desde sendos extremos del frontón a seis animales formando dos filas. 
Se ha conservado parte del saliente del tejado ((sima frontón) en cuyo punto máximo se observa un pequeño relieve con el mito de Heracles y un monstruo marino (Esión).

La exposición propone una reconstrucción de la decoración de terracota policroma del frontón de un templo romano de la mitad del Siglo II a. C., hallado a fines del Ottocento en Via di San Gregorio, entre Palatino y Celio, durante los trabajos para la puesta en obra de un gran alcantarillado; las terracotas aparecieron en la parte central de la calle, por debajo de una capa de detritos del incendio neroniano del año 64 d.C. 
Las nuevas integraciones acentúan la excepcionalidad de este complejo, que constituye el ejemplo más completo de frontal cerrado de terracota de época tardo-republicana de un templo de Roma antigua.

El altorrelieve frontal presenta una escena de sacrificio a Marte y a dos divinidades femeninas, realizadas por un celebrante con toga al cual siervos con el torso desnudo le llevan seis animales dispuestos en dos filas.
 El sacrificio está representado en el momento siguiente a la fase inicial ( praefatio) cuando se vierte en el altar vino e incienso, inmediatamente antes de la consagración a los dioses de los animales ( immolatio), llevados hacia el celebrante para ser esparcidos con una mezcla especial de barro y sal ( mola salsa), mojados con vino en el hocico y marcados simbólicamente con un cuchillo de la cabeza a la cola. La matanza se llevará a cabo inmediatamente después, seguida por la oferta en el altar de las partes destinadas a los dioses.

Un relieve pequeño con representación del mito de Heracles luchando contra un monstruo marino para la liberación de Hesíone, hija del rey de Troya Laomedonte y hermana de Priamo, ocupaba la cumbre del techo y estaba aplicado en las lastras centrales de la cornisa estriada, vivamente pintada, que rebordeaba los faldones.

Sala del Frontón

de nuevo a menú facilitado.