Musei Capitolini

menú facilitado

salto a:
contenido. búsqueda, sección. idiomas, menú. utilidad, menú. principal, menú. camino, menú. pie, menú.

Página Inicial > Restauros > Restauración del “Ritrovamento di Romolo e Remo” de Rubens

Ritrovamento di Romolo e Remo de Paul Rubens (1577-1640)

Gracias a una adecuada obra colocada en la sala de Santa Petronilla, el público de los visitantes de los Musei Capitolini podrá seguir en todas sus fases, la intervención de las restauraciones del Ritrovamento di Romolo e Remo de Paul Rubens (1577-1640), bajo la restauración de Nicola Salini. La intervención terminará dentro de enero de 2013 y será realizada por la Sovraintendenza ai Beni Culturali de Roma Capitale gracias a la contribución de The Mainichi Newspaper, organizadores de una gran exposición sobre Rubens que tendrá lugar en Japón en 2013.

El Ritrovamento de Romolo e Remo fue realizado por Rubens en Amberes, hacia 1612 a los 35 años. El artista, de regreso a su patria después de una larga estancia     en el extranjero (Italia y España), realizó esta pintura como un homenaje a la historia de Roma, donde había vivido y trabajado en los años 1601-1602 y 1605-1608. Rubens pintó el Ritrovamento di Romolo e Remo en el momento en que se estaba afermando como uno de los principales protagonistas de la cultura europea del siglo XVII.  Gracias también a un extraordinario grupo de ayudantes, el pintor realizó  una famosa serie de grandes obras solicitadas por las más importantes cortes europeas. Como se puede ver también en la pintura conservada en el Campidoglio (que aparecerá  de manera más evidente después de la intervención de restauración), en su estilo se mezclan un refinado uso del color, derivado de la pintura véneta y un profundo  conocimiento del arte clásico.

En este cuadro, una de las obras más importantes y estimadas por el público, está representado  el momento en el que el pastor Faustolo,  que acude a su derecha, encuentra en la orilla del Tevere a los dos gemelos Romolo y Remo amamantados por la loba; a la izquierda se encuentran un viejo musculoso, personificación del mismo río Tevere , y Rea Silva, la madre de los gemelos. El campo está dominado al centro por una grande higuera (el famoso “Ficus Ruminalis”). El cuadro, de propiedad del cardenal Giovanni Francesco Guidi di Bagno, Nuncio Apostólico en Flandes entre 1621-1627,  fue, a partir de ese momento, desplazado en Roma en la familia Pio y en 1750 y cedido al Campidoglio junto a otras importantes obras de la colección. 

de nuevo a menú facilitado.